Qué es la asesoría filosófica

El asesoramiento filosófico es una forma de ayuda facilitada por un Filósofo que, además de tener formación como licenciado en Filosofía, ha desarrollado personalmente un proceso de conocimiento de sí mismo a través de herramientas propias de la filosofía, diálogo filosófico, pensamiento crítico, desarrollo de la comprensión y toma de conciencia. 

Este proceso de conocimiento de uno mismo reconoce esa sabiduría humana que late en nuestro interior y que nos dota de todas las herramientas necesarias para poder expresar nuestro ser plenamente.

Hay cierta sabiduría humana, que es común a los hombres más grandes y a los más pequeños y que nuestra educación corriente labora con frecuencia para silenciar y obstaculizar. R.W.Emerson

El acompañamiento por esa senda busca que el asesorado desarrolle esas herramientas que potencian la expresión de su auténtico ser y lo acompaña en todo momento para que pueda enfrentar su existencia de la forma más acorde a su propio sentir, provocando esto una satisfacción y una sensación de calma en la tarea del vivir.

En la consulta se plantean cuestiones que a las personas les están causando malestar existencial y les está resultando difícil encontrar el modo de solventar ese malestar.

La forma de abordar este malestar es indagar acerca de la situación, observar qué emociones estamos generando y conocer ese diálogo interno que se produce en nuestro pensamiento para detectar las creencias limitadas que forman parte de nuestra filosofía operativa.

A todos los hombres les está concedido conocerse a sí mismos y ser sabios. Heráclito, fragmento 116

Una vez reconocidas, dialogaremos y examinaremos profundamente las consecuencias de operar con el objetivo de poder ir desarrollando una comprensión sentida que irá transformando nuestra filosofía operativa para vivir en consonancia con nuestro propio ser.

A través del asesoramiento filosófico se va desarrollando una comprensión de la realidad y de uno mismo que permiten esa transformación interior, necesaria para que se despliegue nuestro ser esencial.

¿Cuáles pueden ser esos desencuentros con uno mismo?

  • Siento que mi vida se ha convertido en un lugar gris, no me siento a gusto en ningún sitio.
  • Me siento frustrada en mis relaciones, las personas son egoístas y me hacen daño, no entiendo nada. 
  • Mi familia se ha convertido en un motivo de angustia constante, no encuentro la forma de relacionarme con ellos sin sufrir.
  • Hemos tenido un hijo y nuestra vida ha cambiado tanto que no sé cómo afrontarlo.
  • La crianza se convierte en una fuente de sufrimiento en lugar del momento placentero que esperaba.
  • Mi trabajo me angustia cada vez más, no sé como afrontar esta situación que, dado el momento laboral que vivimos, me parece que no tener solución.
  • Tengo mucha dificultad para enfrentarme a la enfermedad y la muerte, siento mucha angustia en las situaciones que se desatan estos temas.

En mis consultas puedes plantear tus preocupaciones de igual a igual como personas responsables que nos encontramos aprendiendo el arte de vivir.

A través del diálogo te acompañaré respetando tu ritmo y acogiendo tu ser, tratando de ser el espejo más limpio en el que te puedas reflejar. Siempre ayudándote a aportar luz a tu propia verdad para que puedas sentirte en consonancia contigo mismo.

Yo misma he realizado este camino. ¿Quieres iniciarlo tú?